¿QUÉ BENEFICIOS ME PUEDE OFRECER LA TERAPIA ACUÁTICA?

Noelia Almazán Sánchez.

Dpto. Fisioterapia ADEMM.

La terapia en el medio acuático es muy beneficiosa para la mejora de los síntomas derivados de la esclerosis múltiple, al aprovechar las propiedades térmicas y mecánicas del agua, fundamentalmente la desgravitación de ésta.

La terapia acuática es útil para:

  1. Trabajar y mejorar la fuerza mediante ejercicios con material auxiliar como churros, corchos, etc.
  2. Aumentar el rango articular de los movimientos disminuyendo la presión en las articulaciones.
  3. Optimizarla resistencia y la capacidad cardiovascular.
  4. Mejorar la coordinación y el equilibrio.
  5. Beneficios a nivel de flexibilidad, nivel de fatiga, calidad de vida y bienestar psicológico.
  6. Controlar la espasticidad con estiramientos dentro del agua.

Todo esto además nos lleva a reducir el riesgo de padecer complicaciones, comocaídas o pérdida de recorrido articular.

Una de las propiedades más importantes que nos ofrece el agua es la flotabilidad(sensación de ser más ligeros). Reduce el efecto de la gravedad sobre nuestro cuerpo y de esta manera, permite a la persona moverse con mayor facilidad y de manera más independiente (algo que los pacientes valoran mucho y favorece el estado de ánimo).

Gracias a esta característica dentro del agua, podemos trabajar el equilibrio, el control postural y la debilidad.

images.jpg

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/static/uploads/photo/2015/04/17/23/17/swimmer-728214_960_720.jpg

Otras propiedades del medio acuático son:

Turbulencia: entorno idóneo para el entrenamiento del equilibrio estático y dinámico, ya que estimulamos continuamente la actividad de reacción del cuerpo.

Presión hidrostática: puede ayudar a reducir el edema de las extremidades y si se utiliza adecuadamente, la inmersión ayuda a mejorar las funciones respiratoria y cardiaca.

Además la sensación de compresión en nuestro cuerpo mientras permaneces en el agua da apoyo a las actividades de pie, como caminar, con menos esfuerzo que fuera del agua.

descarga.jpg

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/static/uploads/photo/2013/09/25/13/57/feet-186238_960_720.jpg

Siempre  se debe realizar con las recomendaciones de un fisioterapeuta o terapeuta especialista en EM y terapia en el agua, para realizar las actividades con la máxima seguridad posible y máximo beneficio, ya que cada paciente de EM sufre una sintomatología diferente y cada uno tiene unas limitaciones.

Antes de realizar un programa de ejercicios, el fisioterapeuta, debe realizar una evaluación del paciente y a partir de ella, marcar unos objetivos según los recursos disponibles y aprovechando las propiedades físicas del agua con intención terapéutica sin riesgo de caídas.

Es importante escoger una piscina que cuente con ciertas características:

  • Temperatura que no sea excesivamente alta y que el ambiente no sea muy húmedo.
  • Con adaptaciones para facilitar la entrada y la salida a la piscina de los pacientescon limitación de movilidad como rampas, pasamanos, grúas o sillas.
  • Con accesibilidad a los diferentes espacios del centro, como los vestuarios, duchas, etc

accesibilidadweb.jpg

Fuente de la imagen: http://www.iuvalladolid.org/IMG/jpg/accesibilidadweb.jpg

Finalmente no hay estudios que muestren que la terapia en el agua tenga inconvenientes para las personas con EM, pero siempre hay que tener en cuenta algunasrecomendaciones para realizar este tipo de actividad con la máxima seguridad posible.

Fuentes de consulta:

http://observatorioesclerosismultiple.com

http://www.nationalmssociety.org/Resources-Support/Library-Education-Programs/You-CAN!/Exercise-%E2%80%94-or-not-%E2%80%94-in-Water

 

Anuncios

Esclerosis Múltiple y alteraciones del tono muscular.

Joan Santacreu Ivars.

Dpto. Fisioterapia ADEMM.

En muchas ocasiones los fisioterapeutas hablamos del tono muscular, y de los problemas que este conlleva: espasticidad, rigidez e hipotonía. No es fácil distinguir cada uno de estos conceptos si no se esta vinculado al mundo de la fisioterapia.

En general cuando la lesión esta dentro del sistema nervioso central aparecen problemas de tipo hipertónico (espasticidad o rigidez), y si esta fuera aparecen alteraciones de tipo hipotónico.

Para empezar a entenderlo conviene definir tono muscular:

Tono muscular es definido como un estado de tensión permanente de los músculos, de origen esencialmente reflejo, variable, cuya misión fundamental tiende al ajuste de las posturas locales y de la actividad general, y dentro del cual es posible distinguir de forma semiológica diferentes propiedades.1

Cuando nos encontramos en situación de reposo absoluto nuestros músculos tienen un nivel de tensión mínimo que aumenta cuando vamos a realizar un movimiento voluntario o involuntario. Esta tensión mínima depende de un proceso denominado reflejo miotático (figura 1), en el que están involucrados médula espinal y los nervios periféricos.

380px-Anatomia_e_fisiologia_do_Arco_Reflexo_animal.jpg

Fuente de la imagen: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/9f/Anatomia_e_fisiologia_do_Arco_Reflexo_animal.jpg/380px-Anatomia_e_fisiologia_do_Arco_Reflexo_animal.jpg

Si el nervio que conduce la información desde la médula espinal hasta el músculo se altera (se desmieliniza en el caso de la esclerosis múltiple), aparece una alteración del tono muscular hipotonía.

Sobre el reflejo miotático actúan estructuras superiores para realizar movimientos voluntarios. En las distintas partes de nuestro cuerpo se desencadenan estímulos sensitivos (dolor, temperatura, posición, vibración y tacto) que llegan, a través de vías de la médula espinal, a la corteza cerebral, con esta información se elabora una respuesta de tipo motor que a través de la médula espinal llega a las distintas partes del cuerpo, la vía de la médula por donde viajan estos estímulos se denomina vía piramidal, cuando esta vía se altera aparece una alteración del tono muscular, espasticidad.

La integración de la información que llega desde el exterior a la corteza cerebral y la respuesta motora que aquí se genera están coordinadas por otra estructura del sistema nervioso central llamada cerebelo. En el proceso de coordinación el cerebelo determina la fuerza, la dirección y los músculos que deben contraerse para realizar el movimiento voluntario aunque este empiece en la corteza cerebral. Cuando este proceso de coordinación se altera aparece una alteración del tono muscular rigidez.

BIBLIOGRAFIA

1- https://www.scribd.com/doc/105278540/Tono-Muscular-Normal

Método Pilates y Esclerosis Múltiple.

Alberto Gutiérrez Mozo. 

Dpto. Fisioterapia ADEMM

¿Qué es el método Pilates?: El método Pilates se basa en la realización de una serie de ejercicios terapéuticos, físicos, mentales y energéticos que requieren de una precisión importante en su práctica para la consecución de los objetivos deseados, como son la mejora del equilibrio, la elasticidad, la fluidez de movimiento, la fuerza muscular y la propiocepción entre otros. Son ejercicios  que unen el estiramiento con la tonificación muscular, sobre todo la región del tronco, influyendo a su vez en la elasticidad de partes blandas, más concretamente de la musculatura de la columna vertebral.

20160713 ADEMM - PILATES.jpg

Precisamente porque dos de los síntomas más frecuentes de la Esclerosis Múltiple son la alteración del equilibrio y la propiocepción, la práctica del método Pilates cada vez se está extendiendo más, tanto para estos pacientes como para la neurorehabilitación en general. Muchos de los ejercicios de este concepto son esenciales para poder manejar la musculatura estabilizadora del tronco a niveles profundos, sobre todo control motor del transverso abdominal y los multífidos lumbares, proporcionando mejoras en las reacciones de enderezamiento y equilibrio, así como en la capacidad de movimiento.

Será necesario que el ejercicio esté dirigido por una persona cualificada, en este caso por fisioterapeutas formados en el método, ya que no siempre es adecuado para todos los afectados, ni en todas sus modalidades, debido a la gran variabilidad sintomática de la Esclerosis Múltiple.

Indicaciones y beneficios:

    • Mejorar la funcionalidad respiratoria, permitiendo mantener más tiempo esa función sin que aparezca fatiga.
    • Mejora de la postura en sedestación y bipedestación, debido a la tonificación de la musculatura implicada en todos los ejercicios de Pilates, influyendo positivamente en el equilibrio y en la movilidad.
    • Mejorar los síntomas neurológicos como espasticidad leve, dolor neuropático.
    • Mejora de la circulación linfática y retorno venoso.
    • Función antiálgica, sobre todo a nivel de la musculatura paravertebral.
    • Disminuir el riesgo de caídas y aumentar la resistencia a la fatiga.
    • Mejoría leve en musculatura de suelo pélvico (problemas de incontinencia urinaria o fecal), ya que se requiere una activación en la realización de los ejercicios.

En la actualidad, se están realizando cada vez mas estudios con gran evidencia de que el ejercicio activo, tema ya tratado en el blog anteriormente,  (donde se incluye el método Pilates) es beneficioso para la rehabilitación en neurología, aunque se debe insistir en seguir investigando.

Fuente de consulta: https://www.jstage.jst.go.jp/article/jpts/28/3/28_jpts-2015-862/_pdf

¿Qué es la propiocepción?

Marta Aguado Pérez.

Departamento Fisioterapia ADEMMadrid.

La palabra “propiocepción”, a priori, puede parecer un término difícil hasta para pronunciarlo, pero nada más alejado de la realidad. Además, se trata de algo con lo que todos y cada uno de nosotros contamos. Para todos son conocidos los 5 sentidos; gusto, vista, oído, tacto y olfato, y son aquellos que nos comunican con el exterior. Sin embargo, la propiocepción se puede considerar otro sentido más, pero es aquel que nos comunica con nuestro interior. 

La propiocepción es un complejo sistema de receptores y sensores corporales que mantienen informado al cerebro constantemente sobre cuestiones tan variadas como nuestra posición, estado de contracción muscular o equilibrio. La propiocepción funciona como un sistema de alerta cuando alguna de esas cuestiones se ve alterada de manera inesperada, como un estiramiento brusco o una pérdida de equilibrio. Ante cualquiera de estas circunstancias que pueden suponer una agresión al organismo, el Sistema Nervioso responde enviando una respuesta de protección automática.

En el caso de los pacientes con esclerosis múltiple, el sistema nervioso ya se encuentra dañado y por esta razón su sistema propioceptivo se ve alterado. Siendo, por tanto, un buen complemento de fisioterapia el trabajo de propiocepción en esta enfermedad.

Dibujo.jpg

Fuente de la imagen: http://www.copos-ski.com/blog/wp-content/uploads/2014/01/bosu-y-fitball.jpg

La propiocepción se puede trabajar de manera muy sencilla y con ejercicios muy específicos que se pueden combinar con fuerza, flexibilidad o coordinación. Por ejemplo, en el caso de la rehabilitación con ejercicios propioceptivos y de coordinación mejoraremos las reacciones de nuestro cuerpo en situaciones inesperadas, junto con la información visual y del sistema vestibular.

Con el trabajo propioceptivo podremos mejorar distintos aspectos:

  • Control espacio-temporal del movimiento: Ajustando los movimientos en el espacio y en el tiempo para que sea eficaces. Por ejemplo cuando nos lanzan una pelota y la recogemos, calculamos la distancia y el tiempo que tardará en llegar a donde estamos, para que ajustemos los movimientos del brazo y la mano para cogerla. Se puede entrenar el control espacio-temporal por ejemplo con lanzamientos variando los tamaños y pesos el objeto.
  • Equilibrio: Los cambios en el terreno pueden provocar pequeñas alteraciones del equilibrio que vamos compensando mediante la tensión refleja de los músculos.
    Con el entrenamiento propioceptivo podemos mejorar el equilibrio y se consigue anticipar el desequilibrio y evitar que se produzca.
    Con ejercicios de apoyos de distintas maneras, sobre superficies inestables o con limitaciones sensoriales (por ejemplo con los ojos cerrados) se activan los mecanismos de propiocepción que mejoran el equilibrio.
  • Entrenar el sentido del ritmo: Se trata de combinar fuerza y velocidad en el espacio y en el tiempo. Variar la velocidad y la fuerza necesaria para realizar un movimiento en un espacio y tiempo determinados. Por ejemplo, al entrenar la marcha se puede desglosar cada una de las fases del paso al andar y los movimientos del pie, la rodilla, la cadera, los brazos para después unirlos e integrarlos en la marcha normal.
  • Capacidad de orientarse en el espacio: Está regulado por el sistema visual y el sistema propioceptivo.  Se puede mejorar esta capacidad a través del trabajo de la atención voluntaria, es decir, entrenar la capacidad de concentración y atención focalizada en los estímulos importantes al realizar un movimiento determinado.
  • Capacidad para relajar la musculatura: Es importante, ya que la tensión excesiva de los músculos que no intervienen en una determinada acción puede disminuir la coordinación del movimiento, limitar su amplitud, velocidad, fuerza. Para conseguirlo se debe trabajar la capacidad de relajación y la conciencia del propio cuerpo.

Cuando hablamos de propiocepción estamos hablando de nuestra propia conciencia corporal. Se trata de conocer nuestras estructuras y de sentirlas a la vez, conociendo posición, peso, fuerza… Los ejercicios de propiocepción se basan en eso, básicamente en la anticipación propia a diferentes situaciones que se nos plantean en la vida diaria.

 Para trabajarla realizaremos ejercicios tales como:

  • Lanzarse una pelota entre dos personas.
  • Realizar cambios de peso entre puntas de los pies y talones, o entre pie derecho e izquierdo siendo conscientes de ello. A continuación, buscar el equilibrio o punto medio.
  • Buscar situaciones, que con medios adecuados y seguridad, estén en cierto desequilibrio.
  • Realizar levantamiento de objetos con diferentes pesos, trabajando así la anticipación.
  • Complicar ciertos ejercicios trabajando con los ojos cerrados.
    Como se puede observar, se trata de ejercicios simples y que se pueden realizar en casa. Y, realmente, si se trabaja el sistema propioceptivo, se verá una mejoría en todos los ámbitos de los que hemos estado hablando.

Dibujo.jpg

Fuente de la imagen: http://img.rtve.es/i/?w=1180&i=1346767916169.jpg

“El cuerpo necesita movimiento para que el cerebro no olvide realizarlo”

BIBLIOGRAFÍA:

Ejercicio físico-terapéutico

Daniel Albert Lucena.

Fisioterapeuta ADEMM.

El ejercicio físico es una parte esencial en el tratamiento de la Esclerosis Múltiple. Dentro del servicio de Fisioterapia, lo podemos denominar como “Ejercicio terapéutico” o “Fisioterapia activa”. Sin embargo, esta afirmación parece entrar en contradicción con el hecho de que muchos pacientes son o se sienten físicamente inactivos.

Se ha visto que el ejercicio activo por parte de los pacientes (en el centro o fuera de él) produce mejoras en cuanto a la movilidad, resistencia, fuerza, fatiga etc. A su vez, esta fatiga es la responsable principalmente de la no realización de este ejercicio tan beneficioso.

Desde ADEMM, aparte de otros muchos tratamientos, empleamos el ejercicio terapéutico como una de las principales terapias.  Como ejercicio podemos incluir muchas actividades: ejercicios de fuerza, ejercicios aeróbicos (como andar), de estiramiento, de equilibrio… La diversidad es muy amplia y todo ello es beneficioso para los pacientes.

Como buenos profesionales, será fundamental controlar los tiempos y evitar llegar a la sensación de “fatiga”. Ahora bien, el ejercicio en exceso no es bueno; es importante dosificarlo e individualizarlo según cada tipo de paciente y según la situación.  Por ello la típica frase “cuanto más, mejor” ¡no tiene hueco en nuestro tratamiento!

¡Hay que moverse! Siempre tenemos que movernos y no sólo en el centro, sino también fuera de él (en la casa, en la calle…). Por ello será importante como fisioterapeutas ayudaros a vosotros, los pacientes, a adquirir ese grado de funcionalidad, esa libertad y esa calidad de vida que tanto buscamos todos.

ADEMMadrid. FISIOTERAPIA. ESCLEROSIS MÚLTIPLE..jpg

¡Somos Fisioterapeutas, Somos Movimiento!