Reiki en Esclerosis Múltiple.

Dra. Susana Muñoz Lasa.

Médico Rehabilitadora ADEMM.

“Reiki” es una palabra japonesa que significa energía vital universal. En la actualidad, se utiliza para describir el sistema de sanación descubierto por Mikao Usui.

“Rei” significa universal y se refiere a la energía presente en todas las cosas y lugares.

“Ki” es la energía vital individual que rodea nuestros cuerpos y nos mantiene vivos. Está presente fluyendo en todos los organismos vivos.

wellness-285590_960_720.jpg

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/static/uploads/photo/2014/03/11/22/57/wellness-285590_960_720.jpg

El Reiki sería el proceso de encuentro entre estas dos energías. Es una energía semejante a las ondas de radio y puede ser aplicada tanto localmente como a distancia. Cuando hacemos uso de energía Reiki estamos aplicando energía luz para tratar de recuperar la salud física, mental, emocional y espiritual. Buscamos armonizar la totalidad del ser. Todos nosotros podemos ser canales de Reiki, no existe límite ni condiciones. No es un sistema religioso, de hecho, se utiliza por practicantes de diversas confesiones, y no desgasta al que lo practica ya que éste no aporta su propia energía sino que canaliza la del universo a través de sus manos. Está reconocido por la Organización Mundial de la Salud. Y para sorpresa de todos, está basado en postulados de la física cuántica, que propone que todo lo que existe es energía. Según los postulados de la física cuántica, ya que toda la materia del universo se encontraba junta antes del big bang, toda la materia del universo continúa relacionada después del big bang. Se ha demostrado en estudios de fotones separados de forma artificial, que en un inicio estuvieron juntos, que si se cambia el spin de un fotón, el spin de otro fotón cambia también aunque se encuentre separado de su compañero. Por tanto, según la física cuántica, la energía universal sería común a todo. Y esa energía, común a todo, podría canalizarse a través de las manos, en presencia, y también a distancia. Para explicarlo, recordemos un estudio controlado  doble ciego de Masaru Emoto publicado en la revista Explore (NY), demostraba que se podían focalizar emociones positivas (energía) a distancia (de Tokio a California), y que estas emociones positivas podían modificar la estructura de moléculas de agua aisladas de radiaciones electromagnéticas en unas celdas de California.[1] Por tanto, la energía podía enviarse también a distancia, con un propósito sanador. Que no es más que lo que muchas veces hacemos desde la religión, sea cual sea aquella en la que  creamos, y que puede beneficiar a la salud y modificar procesos fisiológicos cardiovasculares, neuroendocrinos e inmunitarios[2].

Cualquier persona puede ser canal de Reiki. El Reiki es una energía de amor que pasa a través de nuestro corazón y fluye a través de nuestras manos. Cuando nos convertimos en canal de Reiki, somos tan solo un medio a través del cual fluye la energía del amor universal. A partir del momento de la iniciación por un maestro Reiki, cada uno de nosotros podemos comenzar a canalizar esa energía a través de las manos: para nosotros mismos (autotratamiento), para otras personas, animales, plantas… o a distancia (cuando el receptor no se halla presente). Esa energía se envía “para lo que necesite el ser interior del receptor” ya que, al tratarse de una energía inteligente, sabe mejor que nosotros como debe actuar. Pero los efectos son siempre positivos. Produce un gran estado de relajación y tranquilidad; sensación de serenidad; mejora el sueño y a través del control del estrés, una armonización del sistema inmune. Sin apenas efectos secundarios, aunque está contraindicado en personas que sufran crisis epilépticas (podría desencadenarla), en fracturas que no hayan sido reducidas (pueden empezar a consolidar antes de tiempo),  en el momento justo de una intervención quirúrgica (puede provocar que el paciente despierte) y en pacientes con marcapasos. Fuera de ello, no existen muchas más contraindicaciones. Sólo efectos positivos. En las enfermedades autoinmunes se ha observado también una gran mejoría en los síntomas de ansiedad y depresión.

Existen algunos trabajos publicados sobre Reiki, pero existe mucha más experiencia de su uso clínico, sobre todo en pacientes oncológicos. En EEUU, para desvincularlo de connotaciones espirituales, en algunas ocasiones se denomina “therapeutic touch” (toque terapéutico). En Madrid se utiliza en Hospitales como el Ramón y Cajal  y La Paz en servicios de oncología, en EEUU se utiliza en la prestigiosa Clínica Mayo también en programas de oncología integrativa. Hay algunos estudios que parecen indicar que sus efectos beneficiosos puedan estar relacionados con incremento de la banda de actividad theta en el cerebro, y con la sincronización de ambos hemisferios cerebrales[3]. Las ondas theta, con una frecuencia de entre 4 y 7 por segundo, se manifiestan principalmente durante el sueño (con ensueño). Aparecen también en los estados de meditación profunda, intensa creatividad, en los fenómenos de percepción extrasensorial y bajo los efectos de la anestesia. La sincronización de los hemisferios cerebrales es una herramienta utilizada en la neuropsicología aplicada, que restablece el sosiego y la serenidad ante distintas circunstancias de la vida. Esto podría explicar la intensa calma y paz que experimentan los receptores de Reiki, con disminución del cortisol y mejora de la función inmune. Aplicado a pacientes oncológicos en tratamiento con quimioterapia se ha observado mejorías en la calidad de vida y el estado de ánimo[4], excluyéndose que se debiera al efecto placebo[5]. Habrá quien todavía pudiera insistir en  que estos efectos son debidos al efecto placebo. Un estudio muy interesante realizado en 2014[6] realiza una comparación de los efectos de tres técnicas sobre el dolor lumbar: manipulación espinal quiropráctica, movilización espinal y toque terapéutico (Reiki). Lo más llamativo no es solo que se produjese la misma mejoría con los tres procedimientos, sin diferencias entre los tres grupos, sino que al estudiar las zonas cerebrales mediante resonancia magnética funcional, se produjeron cambios en las mismas regiones cerebrales para los tres grupos de estudio. ¿El efecto placebo modificaría una resonancia magnética cerebral?

Parece entonces que el Reiki aplicado a personas con enfermedades autoinmunes (Esclerosis Múltiple) podría inducir estados de relajación, disminución del estrés y mejora en los patrones del sueño, lo que conduciría a una mayor regulación del sistema inmune. Respetando sus contraindicaciones, sin efectos secundarios. Y como muchas veces es impartido por grupos de voluntarios, sin elevados costes económicos. Realmente, no parece que a priori existan razones para no probarlo al menos.

____________________________________________________________________

[1] Radin D, Hayssen G, EmotoM, Kizu T. Double-blind test of the effects of distant intention on water crystal formation. Explore (NY). 2006 sep-oct;2(5):408-11.

[2] Seeman, TE. Et al. Religiosity/spirituality and health: A critical review of the evidence for biological pathways. American Psychologist, Vol 58(1), Jan 2003, 53-63.

[3] Ventura AC, Persinger MA. Enhanced coherence within the theta band between pairs of brains engaging in experienced versus naïve Reiki procedures. J Altern Complement Med. 2014 Aug;20(8):649-5.

[4]Orsak G, Stevens AM, Brufsky A, Kajumba M, Dougall AL. The effects of reiki therapy and companionship on quality of life, mood, and symptom distress during chemotherapy. J Evid Based Complementary Altern Med. 2015 Jan;20(1):20-7.  

[5] Roe CA, Sonnex C, Roxburgh EC. Two Meta-Analyses of Noncontact Healing Studies. Explore (NY). 2015 January – February;11(1):11-23.

[6] Gay CW, Robinson ME, George SZ, Perlstein WM, Bishop MD. Immediate changes after manual therapy in resting-state functional connectivity as measured by functional magnetic resonance imaging in participants with induced low back pain. J Manipulative Physiol Ther. 2014 Nov-Dec;37(9):614-27.

Anuncios

2 comentarios en “Reiki en Esclerosis Múltiple.

  1. El convencimiento que nos vamos creando por nuestra formación optimista y por la información positiva como la contenida en todos vuestros artículos y sus mensajes, contribuye en grande para la movilidad energética universal, para bien de la humanidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s